Proyecto Vocacional: ¡Tengo Sed...!
 Apostolado de la oración - Modos de orar
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Madre Teresa y Medalla Milagrosa
 Eucaristía
 Vocaciones - Misiones
 Misericordia Divina
 Unidad de los Cristianos
 Encíclicas
 Grupos de Oración
 Enfermos - Mensaje del Papa Benedicto XVI
 Libros y revistas
 Testimonio de una enferma - Soledad López de Ayala Becerril
 
  Estadísticas  
  Contador de visitas: 756048  
Rezo del Rosario Imprimir
 
Cómo rezar el Rosario y modo de hacerlo.
MODO DE REZAR EL ROSARIO

+ Comenzar con:
“Dios mío, ven en mi auxilio”.
“Señor, date prisa en socorrerme”, o recitar el Credo.

+ Enunciado del misterio correspondiente para centrar la atención.
+ Escucha de la Palabra de Dios relativa al misterio.
+ Dejar hablar a Dios.
+ Silencio meditativo.

+ El “Padrenuestro”. El ánimo se eleva al Padre.

+ Las diez “Ave María”. La admiración ante la obra maestra de Dios, la encarnación de su Hijo en el seno de la Virgen, se convierte en alabanza, invocación del único que salva, Jesús, y se continúa en súplica confiada.

+ El “Gloria”, culmen de la contemplación cristiana es la alabanza a la Santa Trinidad.

+ Oración final después de cada misterio dirigida a alcanzar los frutos específicos de la meditación del misterio.

+ Oración por las intenciones del Papa.

+ Finalizar con el rezo de la Salve o de las letanías lauretanas.

INSTRUMENTO PARA REZAR EL ROSARIO

Es el rosario de cuentas, cuyo centro es el Crucifijo: “Todo parte de Él, todo tiende a Él, todo a través de Él, en el Espíritu Santo, llega al Padre” (Juan Pablo II).
Las cuentas del rosario evocan una “cadena” que nos une a Dios, que nos sintoniza con María, la esclava del Señor, y con Cristo, el que se hizo siervo por amor; y que expresa nuestra comunión y fraternidad con Cristo.












© 1993-2009 José Luís Elizalde