Proyecto Vocacional: ¡Tengo Sed...!
 Apostolado de la oración - Modos de orar
 Rosario
 Madre Teresa y Medalla Milagrosa
 Eucaristía
 Vocaciones - Misiones
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Unidad de los Cristianos
 Encíclicas
 Grupos de Oración
 Enfermos - Mensaje del Papa Benedicto XVI
 Libros y revistas
 Testimonio de una enferma - Soledad López de Ayala Becerril
 
  Estadísticas  
  Contador de visitas: 769972  
Hora de la Gran Misericordia: Tres tarde Imprimir
 
"A las 3 de la tarde implora mi Misericordia especialmente para los pecadores y, aunque sea por un momento, contempla mi Pasión En esat Hora no negaré nada al alma que lo pida por los méritos de mi Pasión" (IV, 59)
  
D) LA HORA DE LA GRAN MISERICORDIA

Jesús llamó, “La Hora de la Misericordia” a las 3 de la tarde, por ser la hora de su muerte, diciendo: “A las 3 de la tarde implora mi Misericordia, especialmente para los pecadores y, aunque sea por un momento, contempla mi Pasión; sobre todo el abandono en el momento de mi Agonía. Esta es la hora de la Gran Misericordia para todo el mundo. En esta Hora no negaré nada al alma que lo pida por los méritos de mi Pasión” (IV, 59).

ORACIÓN PARA LAS TRES DE LA TARDE, HORA DE LA GRAN MISERICORDIA

¡JESUS AGONIZANTE, queremos, aquí y ahora, unirnos a TODAS las personas devotas, que a las tres de la tarde, en algún lugar del mundo, TE acompañan en la HORA DE TU GRAN MISERICORDIA! Y si no las hubiere, que seamos nosotros, en unión de tu Madre María, de Tus Ángeles y Santos, quienes Te acompañemos. Nos unimos especialmente a las Misioneras de la Caridad que en Calcuta rezan EL ROSARIO a Tu Divina Misericordia, a las 3 de la tarde, y a todos los Religiosos, Religiosas y personas devotas que así lo hacen en todo el mundo.

¡JESUS AGONIZANTE, que dijiste que ésta era la HORA DE TU GRAN MISERICORDIA, en la que NO NOS NEGARÍAS NADA de lo que TE pidiéramos por los méritos de Tu Pasión y Muerte! Así, pues, en virtud de esos méritos infinitos y a una con el CORAZÓN INMACULADO de MARÍA, tu Madre, al pie de la Cruz, como Corredentora, Te suplicamos, humildemente, nos concedas nuestra salvación, la de nuestras familias y la de todos aquellos que has puesto en nuestro camino... y nos concedas aquello que más necesitamos AHORA y sea MÁS CONVENIENTE para nuestra salvación, porque Tú, Señor, todo lo sabes y puedes. AYÚDANOS a implorar, en esta HORA DE TU GRAN MISERICORDIA, el PERDÓN para TODOS LOS PECADORES del mundo y la SANTIFICACIÓN de todos tus sacerdotes, religiosos y religiosas, personas consagradas, familias cristianas y laicos comprometidos con tu Iglesia.

Haz que penetremos en el Misterio de Tu Pasión y Muerte, y de forma muy especial en el ABANDONO que sufriste durante esas TRES largas horas de AGONÍA en GETSEMANI y sobre la CRUZ.

¡JESUS MISERICORDIOSO, que expiraste a las 3 de la tarde e hiciste brotar, en ese mismo instante, SANGRE Y AGUA, manantial de TU MISERICORDIA DIVINA; derrámala sobre nosotros, sobre el mundo entero y de forma muy especial sobre LOS MÁS NECESITADOS. Todo para MAYOR GLORIA TUYA, DEL PADRE Y DEL ESPÍRITU SANTO.

¡OH SANGRE Y AGUA que brotaste del Corazón de Jesús, como manantial de Misericordia para nosotros, EN TÍ CONFIAMOS Y NOS ABANDONAMOS A TU AMOR, A TU BONDAD, A TU INFINITA MISERICORDIA, A TU PERDÓN.

ORACIÓN POR LOS MORIBUNDOS

¡CORAZON MISERICORDIOSO DE JESUS! Por la AGONÍA de tu Sacratísimo Corazón y por los dolores de Tu Madre Inmaculada lava con Tu Sangre a TODOS los PECADORES del mundo QUE ESTAN EN LA AGONIA Y TIENEN QUE MORIR HOY. ¡CORAZON AGONIZANTE DE JESUS, TEN MISERICORDIA DE TODOS LOS MORIBUNDOS!



© 1993-2009 José Luís Elizalde