Apostolado de la oración - Modos de orar
 Rosario
 Madre Teresa y Medalla Milagrosa
 Eucaristía
 Vocaciones - Misiones
 Misericordia Divina
 Unidad de los Cristianos
 Encíclicas
 Grupos de Oración
 Enfermos - Mensaje del Papa Benedicto XVI
 Libros y revistas
 Testimonio de una enferma - Soledad López de Ayala Becerril
 
  Estadísticas  
  Contador de visitas: 563505  
Oraciones por los Objetivos del Proyecto Imprimir
 
a) Oraciones por las Vocaciones Sacerdotales, Religiosas, de Personas consagradas, Familias cristianas y laicos comprometidos con la Iglesia Católica.
ORACIÓN A JESÚS MISERICORDIOSO POR LAS VOCACIONES

Jesús Amigo, que nos dijiste: "La Mies es mucha y los obreros pocos. Rogad al Señor de la Mies para que envíe obreros a su Mies", Te suplicamos, humildemente, infundas en los adolescentes y jóvenes la ilusión de seguirte por el camino de la vocación al laicado, a la vida consagrada, religiosa y sacerdotal.

Jesús Amigo, da fortaleza y perseverancia a los misioneros y misioneras que están llevando la antorcha de la Fe hasta los confines de la tierra. Haz que, siguiendo Tus pasos, los de San Francisco Javier y Sta. Teresita del Niño Jesús, Patronos de las Misiones, sean testigos valientes de Tu Evangelio hasta dar la vida por Tu Amor, si esa es Tu Voluntad. Te lo pedimos, Jesús Amigo, a una con el Corazón Inmaculado de María, Reina de las Misiones, y a una también con tus Ángeles y Santos.

A) ORACIÓN A MARÍA, SIEMPRE VIRGEN, POR LAS VOCACIONES

Suscita, Madre de Dios, entre los hijos e hijas de las familias cristianas, Vocaciones de Apóstoles y Misioneros: nuevos sacerdotes, religiosos y religiosas, personas consagradas, familias cristianas y seglares comprometidos al servicio del Reino y de la civilización del Amor, y ayúdalos, como Madre de Dios, a perseverar en su vocación, con un Celo infinito por la Salvación de las almas.

Haz que, hoy como ayer, los hijos de España e Hispanoamérica, sigan a Tu Hijo por el camino de la santidad y siembren la semilla del Evangelio aquí y en todos los confines de la tierra. Te lo pedimos, Madre, por medio de San José, Tu Esposo, Patrono Universal de la Iglesia y Protector de Seminarios y Noviciados.

¡Corazón Inmaculado de María, siempre Virgen, Madre de Jesucristo Sacerdote, Madre de los sacerdotes y religiosos, de las personas consagradas y de los laicos comprometidos con la Iglesia de tu Hijo Jesús!

Tú, hija predilecta del Padre, que te ofreciste al Dios Omnipotente para la realización de su designio de salvación, con tu "fiat", infunde confianza y decisión en el corazón de los niños, adolescentes, jóvenes y adultos, para que respondan, con la fuerza del Espíritu Santo, a la llamada de Cristo y entreguen sus vidas al servicio de Dios y de los hermanos, los hombres.

Pedimos al Dios Omnipotente, en unión del Espíritu Santo, por Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, que siempre haya muchos y santos sacerdotes, religiosos, personas consagradas y laicos, que guíen al pueblo cristiano por el camino de la vida y de la Paz.

Por Jesucristo nuestro Señor. AMÉN.

B) ORACION A LA MISERICORDIA DIVINA

¡OH JESUS MISERICORDIOSO! Te damos gracias porque has hecho de Santa María Faustina, una gran devota y Apóstol de Tu Misericordia. Haz que, como ella, penetremos en el mensaje del mayor de Tus atributos: La Misericordia.

¡Padre-Dios, Señor nuestro, hágase Tu voluntad en todo lugar, siempre y en todo! ¡En Tí confiamos ciegamente y nos abandonamos a Tu Misericordia! ¡Queremos ser Apóstoles Tuyos, de tu Misericordia, como lo fue tu fiel secretaria Sta. María Faustina Kowalska! ¡Tú sabes lo que más nos conviene en todo momento, aún antes de pedírtelo! ¡No deseches estas súplicas que salen de nuestro corazón!


Siendo como somos, pecadores e indignos de tu Amor, te rogamos humildemente atiendas nuestra oración para que el mundo entero goce de tu Misericordia y por el espíritu de sacrificio de Tu Apóstol, Sta. María Faustina y por su poderosísima intercesión, haz que nuestro ofrecimiento sea eficaz y devuelva al mundo la confianza en tu Corazón Misericordioso, que, con tanto empeño, solicitas. Amén.


C) ORACIÓN POR LA UNIÓN DE LOS CRISTIANOS

¡OH PADRE DIOS, PASTOR ETERNO, que has suscitado en la Beata María Gabriella, Virgen, el deseo de ofrecer la propia vida por la Unidad de todos los Cristianos, por su intercesión apresura el día en el que todos los creyentes Te glorifiquen alrededor de la mesa de la Palabra y del Pan con un solo corazón y una sola voz!

SEÑOR, Tú que escoges las cosas pequeñas e insignificantes, las cosas frágiles y pobres para hacerlas signo de Tu Omnipotencia que salva, glorifica a tu sierva, la Beata María Gabriella, conforme a Tus Proyectos de Amor, para que Tu deseo de Unidad que consumó su vida, llegue a realizarse del todo en la profundidad de los corazones de los cristianos, para Mayor Gloria Tuya. Amén.


© 1993-2009 José Luís Elizalde